Wednesday, 6 May 2015

014 Inmigrantes croatas en Argentina - Dr. sc. Marina Perić Kaselj


014 Inmigrantes croatas en Argentina

3.2.4. Prensa Inmigrante en Argentina

Periódicos de los inmigrantes en Argentina

Nombre del periódico
Año
Ciudad
Narodni glas - La voz del Pueblo
1880
Buenos Aires
Iskra Slavjanske Slobode - Chispa de la libertad slava
1879-1883
Buenos Aires
Slavjanski glas  - La voz slava
1891
Buenos Aires
Materinska riječ - La lengua materna
1908-1911
Rosario
Jeka - Eco (número especial de La lengua materna)
1910
Rosario
Zajednica - Comunidad
1910-1917
Rosario
Sloboda - Libertad
1913-1915
Buenos Aires


Fuente: Según Antić, 1991; Periódicos de la emigración; Archivo de la emigración.

Las sociedades de inmigrantes editaban sus propios boletines y periódicos a través de los cuales se difundían ciertos temas, principalmente con el propósito de concientización étnico/nacional de los inmigrantes.

El primer periódico de la inmigración en el ámbito de la Argentina se publicó bajo el nombre de Narodni glas - La Voz del Pueblo.

La primera edición fue lanzada a principios de 1880, pero no se cuenta con la información exacta, excepto que un grupo de inmigrantes dirigidos por Dinko Grisogono Bortolazzi lo boicoteó debido a su orientación política demasiado austro-húngara (Comparar Antić, 1998).

Bortolazzi, después de publicar una serie de artículos destinados a los inmigrantes eslavos bajo el título Per gli Slavi (para los eslavos) en el diario italiano La Patria Italiana, comenzó a imprimir el periódico Iskra slavjanske slobode – La chispa de la libertad slava que al mismo tiempo era el órgano oficial de la Sociedad Slava de Socorros Mutuos y de la Sala de Lectura El león dormido.

Se editaba en forma bilingüe en español y croata, y salía el primero de cada mes. De acuerdo a los artículos del periódico, se puede concluir que Bortolazzi era, además de editor, el único periodista del periódico.

En el primer número de la Chispa de la libertad slava se describe su objetivo con las palabras: "mantener vivo entre nosotros el amor a la patria. Impugnar las maquinaciones secretas de algunos slavos renegados, que bajo el pretexto de la caridad siguen difundiendo a Austria, lo que socava las aspiraciones patrióticas de los slavos, que aquí y allá encuentran simpatía e innumerables seguidores. Nuestra tarea, como súbditos austríacos, pero siendo eslavos, será: la libertad de la esclavitud extranjera" (La chispa de la libertad slava, 01/03/1883.).

El periódico propagaba la unidad de todos los eslavos y era de orientación anti-austríaca. A través del periódico, Bortolazzi, además de despertar la conciencia nacional entre los inmigrantes, indirectamente influenciaba también en los cambios políticos en la patria de origen.

El periódico era recibido por personas destacadas en Dalmacia, pero las autoridades austríacas, entendiendo eso como una amenaza, lo decomisaban y censuraban. Después de Iskre Slavjanske slobode – Chispa de la libertad slava, se edita Slavjanski glas – La voz slava.

Sobre este periódico no tenemos mucha información más allá de los datos incompletos de Narodni list, donde dice que Slavjanski glas estaba escrito en lengua croata, y que su editor fue el inmigrante Druzeić.

Tuvo corta duración, y luego de un par de meses detuvo su publicación.

Después apareció el periódico Sloboda – Libertad, bajo la dirección de Juraj Vuković, y luego bajo la dirección de su esposa Klotilde. En el encabezamiento del periódico decía "órgano principal e independiente de los inmigrantes croatas del Reino Triuno de Dalmacia-Croacia-Eslavonia, Bosnia-Herzegovina e Istria.

Al principio, de acuerdo al periódico Domovina – Patria el periódico Sloboda protegía los intereses de los inmigrantes austro-húngaros y estaba financiado por Nicolás Mihanovich[1] (Domovina - Patria, 14/08/1913).

Los números siguientes de Sloboda – Libertad, editados por Klotilde abogaban por la vinculación de todos los eslavos en la lucha común contra el Imperio Austro-Húngaro.

Uno de los periódicos más importantes, no sólo en Argentina sino en toda América del Sur, fue "Materinska riječ" – "Lengua Materna", de Rosario, que tuvo un fuerte impacto a nivel nacional entre los inmigrantes.

La iniciativa para la publicación del periódico se puso en marcha en la reunión fundacional de la Sociedad de inmigrantes yugoslavos por la lengua materna.

El primer editor fue el maestro Marin Božičković, y luego Josip Kraljić y Ante Belanić.[2] Este periódico representaba una grave amenaza para las autoridades austro-húngaras, que prohibieron la entrada del periódico en la patria de origen, y por medio de sus oficinas consulares también en los países de América del Sur. Por estas razones, el periódico cambió su nombre a Progonjena materinska riječ – La lengua materna perseguida.

La mayor parte del crédito en torno a la publicación del periódico lo tuvieron los hermanos Martinolić[3] y el profesor y periodista Josip Antun (Anton) Kraljić quien vino por llamado[4] de los hermanos Martinolić desde Mali Lošinj (Božičević, Matica, 1976).

Kraljić editó el periódico que tenía como programa abogar por la unidad de los croatas, serbios y de todos los pueblos eslavos, y se presentaba bajo el nombre de órgano principal de la comunidad sureslava de América del Sur.

Se supone que los contactos con los renovadores istrianos Matko Laginje y Vjekoslav Spinčić durante sus visitas a la patria influyeron en su transformación política y en su renuncia a posiciones de liderazgo en la Sociedad austro-húngara (Antić, 1998: 135)

Luego salió Zajednica – Comunidad en Rosario, editado por Radeljak que desde Chile re-emigró a Rosario, Argentina. Su intención había sido reunir a través del periódico a los inmigrantes croatas de toda América del Sur.

Inicialmente lo ataca Domovina desde Punta Arenas vinculándolo directamente con Nikola Mihanović: "¿Dónde están esos artículos, esas palabras hermosas y sinceras de Materinska riječ - La lengua materna, despertando la conciencia nacional en América?

¿Cómo es que Materinska riječ no tenía miedo de ver bloqueada su entrada a la monarquía de los Habsburgo, y que Zajednica tiene miedo?

¿Es realmente Zajednica croato-eslava, o ella está al servicio de un solo hombre, a quien Materinska Riječ siempre atacó, un hombre que ha negado a su pueblo y a su país, y se puso al servicio del gobierno de Austria? (...)

Zajednica - Comunidad no satisface ni a los croatas ni a los eslavos, porque es austríaca (...). No, nosotros no te podemos seguir. Lamentablemente esto es división, es la división de los croatas en el mundo, pero queremos seguir siendo conscientes de nuestra nacionalidad y de nuestro derecho" (Novo doba, 13.4. 1911).

Tenía corresponsales en diversas de partes de Argentina, Chile, Bolivia, Perú, Brasil, Uruguay y Paraguay. El rechazo de Zajednica, en particular por la comunidad croata en Chile, se produjo después del asesinato en Sarajevo y del conflicto que entonces surgió entre Serbia y Austro-Hungría, cuando Zajednica se puso de parte del Imperio Austro-Húngaro.

Desde entonces, Zajednica fue considerado como periódico austríaco, el periódico "del mercenario de Austria" y Radeljak como traidor (Domovina, 1914). El periódico Domovina chileno lo llamará órgano de las croatas seguidores de Frank, que escribe contra los serbios y contra Serbia, glorificando a Austria.

El Zajednica de Radeljak a su vez atacaba duramente a Sloboda, la revista oficial de Hrvatska stražaLa Guardia Croata. Radeljak consideraba negativo que Sloboda defienda y propague el yugoslavismo como estrategia nacional en detrimento del nombre croata, y por lo tanto de la identidad nacional croata.

En este período en Argentina se editaron varios tipos de periódicos en las dos provincias de Buenos Aires y Santa Fe.

De acuerdo a lo escrito, su objetivo era despertar la conciencia nacional croata en la diáspora. Estaban principalmente al servicio de las sociedades de inmigrantes como sus publicaciones oficiales.




[1] Domovina – Patria, dice que Sloboda – Libertad,  reverencia y promueve a los grandes austríacos (cónsules, barones, Mihanović y al rey), y que quiere reunir a los inmigrantes bajo "el sombrero austro-húngaro" Se advierte a los inmigrantes sobre los escritos de Sloboda, con las palabras: "Inmigrante croata, echa a “Sloboda” de Buenos Aires como echarías a la peste de tu casa” (Domovina, 31/07/1913).
[2] Materinska riječLa Palabra Materna editó un suplemento especial: calendario inmigrante croata para el año 1910: Jeka – Eco. El editor era Josip Kraljić. Está dedicado al primer centenario de la liberación y la independencia de la República de Argentina. Los artículos estaban escritos en croata y en español. Estaba dividido en tres partes tituladas: Argentina, entretenimiento e instrucción, nuestros sokoles.
[3] Los hermanos Martinolić primero estuvieron en la administración de la sociedad Austro-húngara de Socorros Mutuos en Rosario (Jeka - Eco, 1910). De hecho ambos terminaron sus estudios en una escuela italiana y Noé antes de su llegada a Rosario fue voluntario en la Armada austrohúngara durante un año.
[4] Los Martinolić llamaron a Kraljić porque estaban preocupados por la división dentro de la comunidad croata en eslavos, (pro)austríacos e indiferentes. Ellos lo consideraban la persona adecuada, capaz de editar periódicos que influyeran en los inmigrantes croatas impidiendo la asimilación y la pérdida de la identidad nacional.


Dr. sc. Marina Perić Kaselj
Presentación comparativa de la transformación de la identidad de los inmigrantes croatas en Chile y Argentina.
Tesis doctoral, Facultad de Filosofía, Universidad de Zagreb, 2010.
(fragmentos)





Estudios Migratorios Croatas cuenta con el apoyo de la Oficina del Gobierno croata para los croatas fuera de la República de Croacia a través del subsidio otorgado por ese organismo a FEPAI - STUDIA CROATICA  http://www.hrvatiizvanrh.hr/hr/natjecaj/95/donijeta-odluka-o-raspodjeli-sredstava-za-udruge-i-zajednice-hrvatskog-iseljenistva-u-juznoj-americi-i-juznoafrickoj-republici-za-2014

Traducción realizada por el magister José María –Joza– Vrljičak

Copyright © All Rigths Reserved - Todos los derechos reservados - Sva prava pridržana

El magister José María –Joza– Vrljičak es el director de la revista Studia Croatica desde 1994.

No comments:

Post a Comment